El Mal de las Rosas


ILLUSTRATIONS FOR EL MAL DE LAS ROSAS  POETRY / Ilustraciones para la poesías de El Mal de las Rosas

 

EMDLR002

MI CORAZÓN MUGRIENTO TIRÉ A LA ALCANTARILLA
* * *

 

EMDLR003

LA COBARDÍA DEL POETA
* * *

 

EMDLR001

¿Y QUÉ IMPORTA SER POETA Ó SER POETA?
* * *

 

[En] This project, which combines manual and digital techniques to produce each illustration, are metaphorical compositions that evoke abstract sensations of the poet’s feelings.

[Es] Este proyecto, que combina las técnicas manual y digital para configurar cada ilustración, son composiciones figurativas de carácter simbólico que evocan sensaciones abstractas para acercarnos, a través de la vista, a los sentimientos del poeta.

_MG_1777b


 

 


POETRY

MI CORAZÓN MUGRIENTO TIRÉ A LA ALCANTARILLA / Puede que mi corazón mugriento tire a la alcantarilla, para que así  las ratas y los gusanos puedan comérselo. Carroña de la tierra, podredumbre del hambre. / Solo muerto mi corazón, se podrá liberar mi alma de los rencores de amor, de las pasiones de alcohol y libertinaje que le ofrece la luna. / Pues mis ojos, materia oscura, que ni a la luz del día más claro tienen brillo, son como dos tabernas de monstruosa belleza, donde a partir de las doce, esta sumida en el humo del tabaco y el mas puro hachís. / Embriagados de tal humo, escriben mis dedos <<mis demonios>>  envenenados con el licor de la lujuria y las pasiones de tinta maldita. / Siendo sinceros, no voy “borracho” ni ciego por un amor oscuro de mil demonios. / ¿Pero qué es lo que aguardo dentro de mi coraza forjada con el whisky más bárbaro Jamás concebido? ¿Qué es eso que me reprime el sentimiento, y me empuja a cortejar a la más vil de las tinieblas? / Si no sintiera dolor, ni remordimientos de ser un monstruo nauseabundo, me crucificaría las yemas, me cortaría los dedos de las manos, para a si no escribir a los fantasmas nocturnos que deambulan en los pasillos de mi memoria. / ¡Ay! Maldita la culpa de mí respirar, del caminar de no amar ninguna patria. / Igual por tal osadía de renegar de una patria vivo resignado sin amar a una hembra. / Pero pensándolo bien: ¿Qué es lo que verdaderamente amo? / Si reniego de toda frontera, dioses y leyes impuestas por el hombre. / Si no tengo ningún amor marcado en la piel, podrida, comida por el implacable tiempo. / Si no tengo ambiciones, ni razones por las que ver la belleza en un mundo cruel, donde el horror y el azufre cubren los rostros como un opaco velo. / Creo que en un mundo de terrores y mentiras sembradas bajo el yugo de ineptos gobernantes, mis raíces han decido secarse, no querer nutrirse mas del festín de vísceras podridas, que ni los buitres serian capaces de comer. / ¡Os digo claro y no oscuro, reniego de vuestras creencias, y de vuestra tierra! / Matare la naturaleza, antes que vuestras humeantes y santificadas fábricas. / ¡Danzare entre demonios, amare a los súcubos, traeré plagas y tempestades! / Veréis arder vuestros amores, vuestros dioses y posesiones más preciadas, os librare de ser esclavos de las mentiras de un mundo loco, en el que os creéis que dios es algún tipo de salvador divino, maldito opio del pueblo ¡despertar! No es dios si no el mal, el que os podrá librar de tal pecado que la vida os ha obligado a vivir. LA COBARDÍA DEL POETA / No se si te quiero o te odio, lo que si se es que cada noche ahogo mis palabras de cobardía en cerveza, mientras me consuelo imaginando que me corro en tu sonrisa de niña buena. Porque al poeta parece que no le ata nada, que no tiene cadenas, y no es cierto arrastra su cobardía errante atada al tobillo, como una dulce condena. ¿Y QUÉ IMPORTA SER POETA O SER POETA? / ¿Y que importa cantar al alma o a luna, y a quién le importa si vivo bajo la burla de la vida desnuda? / A menudo no se si soy poeta, o si solo soy una mierda de voz muda, que habita en la ausencia de un amor de ceniza y carroña. / A veces grito, otras escribo para enfriar mi corazón de verano. Sueño descalzo. Otras veces simplemente describo  las  garras del recuerdo más cruel y tirano. / ¿A quien le importa si eres poeta? / Eso ya esta olvidado, ya nadie escucha los estados del alma, ya nadie escribe cartas de dolor, ni de pasión a sus amores. / Yo, aún siendo basura, me desgarro el alma, me arranco el palpitante corazón del pecho, y se lo entrego al cielo, a los cien mil ojos como luceros, que protegen el suelo donde vomito la hiel.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s